Buenas prácticas de seguridad social

Reseña

Buenas prácticas de seguridad social

Reseña

Las buenas prácticas de la AISS

Las buenas prácticas de la AISS son una rica colección de experiencias, procedentes de la membresía mundial de la Asociación Internacional de la Seguridad Social (AISS), que buscan mejorar y proteger las vidas de las personas.

La base de datos de buenas prácticas de la AISS ofrece a los miembros de la AISS acceso privilegiado a más de 800 buenas prácticas que muestran formas creativas, inteligentes e innovadoras de superar los desafíos de la administración de la seguridad social a nivel institucional, nacional e internacional. Explore, inspírese y aprenda de estas experiencias exitosas de los miembros de la AISS.

Las buenas prácticas de la AISS también proporcionan ejemplos prácticos para ilustrar las diversas Directrices de la AISS que ofrecen orientación sobre las principales áreas estratégicas para la administración de la seguridad social.

¿Qué es una buena práctica?

Una buena práctica se define como cualquier tipo de experiencia (por ejemplo, una acción, una medida, un proceso, un programa, un proyecto o una tecnología) adoptada en una organización de seguridad social con el fin de fomentar la mejora de sus capacidades administrativas y operativas y/o el eficiente suministro de sus programas.

Las buenas prácticas de la base de datos de la AISS se centran en temas relacionados con las prioridades de la Asociación y sus miembros. Todas provienen de instituciones miembros de la AISS y se recopilan principalmente por medio de los Premios de Buenas Prácticas de la AISS y de las Comisiones Técnicas de la AISS.

¿Cómo presentar una buena práctica?

Las buenas prácticas pueden presentarse en todo momento. La AISS lanza una convocatoria especial de buenas prácticas antes de cada Foro Regional de la Seguridad Social de la AISS. El Concurso de buenas prácticas de la AISS es uno de los puntos destacado de estos eventos regionales.

Sólo las instituciones miembros de la AISS pueden presentar buenas prácticas y participar en los concursos. Asimismo, el pleno acceso a la base de datos de buenas prácticas está reservado exclusivamente a los miembros.