Buenas prácticas de seguridad social

Premios de Buenas Prácticas de la AISS - Criterios

Buenas prácticas de seguridad social

Premios de Buenas Prácticas de la AISS - Criterios

¿Cómo se selecciona la buena práctica ganadora?

  • La Secretaría General de la AISS examina si las propuestas están completas, de conformidad con la lista de verificación.
  • La AISS acusará recibo de todas las buenas prácticas aceptadas para el concurso.
  • Todas las propuestas aceptadas se transmitirán al jurado internacional.
  • El jurado internacional está compuesto por expertos reconocidos en seguridad social con conocimientos y experiencia mundial y regional.
  • El jurado seleccionará la buena práctica a la que concederá el Premio de Buenas Prácticas. Además, el jurado otorgará los siguientes certificados:
    • Certificados de mérito con mención especial del jurado para reconocer las buenas prácticas más destacadas.
    • Certificados de mérito.
    • Certificados para otras propuestas que se consideren buenas prácticas.

Criterios para conceder el Premio de Buenas Prácticas

El jurado aplicará los siguientes criterios para conceder el Premio de Buenas Prácticas y los certificados de mérito:

1. Resultados obtenidos

La buena práctica ha respondido de forma eficiente y eficaz al problema o desafío identificado. Existen pruebas del efecto de la buena práctica, de los resultados obtenidos y de la calidad de su puesta en práctica (por ejemplo, mediante la comparación de los objetivos definidos con los resultados realmente obtenidos, indicadores clave del desempeño, comparaciones de la situación anterior y posterior, medición del beneficio en términos de costos y otras estadísticas pertinentes).

2. Carácter innovador

La buena práctica ha mostrado enfoques o soluciones originales y con miras al futuro que son pioneros e innovadoros en la organización, el país o la región en su conjunto. La innovación abarca una amplia gama de iniciativas que van desde mejoras continuas y cambios progresivos hasta grandes transformaciones trascendentales y vanguardistas.

3. Solidez

La buena práctica tiene un historial que demuestra que su eficacia no es efímera ni transitoria, que sus beneficios y su valor añadido están bien asentados y se prevé que sean duraderos. No cabe duda de que la buena práctica permitirá obtener resultados predecibles de forma duradera.

4. Potencial de reproducción

La buena práctica contiene los factores indispensables para poder ser reproducida y señala los riesgos que podrían impedir que se pusiera en práctica de forma satisfactoria. Asimismo, puede inspirar a otras administraciones de seguridad social que se enfrenten a problemas o desafíos similares.