Centro para la Excelencia

  • Directrices de la AISS:
  • Prevención de Riesgos Profesionales

Centro para la Excelencia

  • Directrices de la AISS:
  • Prevención de Riesgos Profesionales

Prevención de Riesgos Profesionales -
Introducción

En las Directrices de la AISS sobre la Prevención de Riesgos Profesionales se analizan los riesgos profesionales asegurados por las instituciones de seguridad social y se ofrece orientación sobre el modo en que estas instituciones pueden elaborar y promover actividades de prevención en relación con los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales.

La prevención, junto con la indemnización y la rehabilitación, representa una parte intrínseca de la seguridad social, que tiene como objetivo proteger a los grupos de población cubiertos, frente a los riesgos relativos a la seguridad y salud en el trabajo. Aunque la mayor parte de los países del mundo han establecido sistemas de seguro social de accidentes del trabajo, según la información recopilada por la Asociación Internacional de la Seguridad Social (AISS), muchas de estas instituciones no han desarrollado todavía capacidad de prevención ni han elaborado programas en esta esfera.

La importancia que supone para la sociedad la prevención los riesgos profesionales es obvia. Cuando se adoptan medidas de prevención se logra una disminución significativa de los accidentes del trabajo y de las enfermedades profesionales y, por lo tanto, se salvan vidas, se evita sufrimiento humano y se preserva la salud y el bienestar de los trabajadores. Disponer de unas condiciones de trabajo seguras y saludables se considera cada vez más un activo estratégico para las empresas y la sociedad, ya que estas van de la mano con la productividad y la competitividad.

El estudio internacional de la AISS sobre los costos y los beneficios de las inversiones en la seguridad y la salud en el trabajo, en el que se indica una rentabilidad mundial de la prevención de 1:2,2 o del 120 por ciento, ha revelado claramente el enorme potencial que tiene hoy día la prevención en las empresas y la sociedad.

Para las instituciones de seguridad social, la participación en actividades de prevención significa abordar de forma proactiva los riesgos de trabajo antes de proporcionar prestaciones para tratamiento, rehabilitación, jubilación anticipada o discapacidad, es decir, seguir el principio de “la prevención es mejor que la rehabilitación” y “la rehabilitación es mejor que la indemnización”.

Sobre la base de este enfoque estratégico, las Directrices de la AISS ofrecen a las instituciones de seguridad social que actúan en este ámbito, un amplio conjunto de conceptos y herramientas de prevención para que creen su propia capacidad de prevención, infraestructuras, programas y actividades, teniendo en cuenta su situación nacional e institucional específica.

Estas Directrices van destinadas a las cajas de seguridad social que actúan en el ámbito de los riesgos profesionales, los consejos de indemnización de los trabajadores y los seguros sociales de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, a los que se denomina “instituciones de seguridad social”.