Inversión en infraestructura: Un entorno de inversión cambiante para los fondos de la seguridad social

Un nuevo informe de la AISS, Infrastructure investment: Challenges and opportunities for social security reserve funds (Inversión en infraestructura: Desafíos y oportunidades para los fondos de reserva de la seguridad social), analiza en profundidad el mundo de las inversiones en infraestructura. Esta clase de activos, en la que se reflejan las tendencias más generales en materia de inversión, ha cobrado importancia en las estrategias de inversión de los fondos de reserva de la seguridad social.

El entorno de la inversión para los fondos de reserva de la seguridad social está en evolución. La inversión en infraestructura, como clase de activo, se ha vuelto más atractiva. Propician este cambio los tipos de interés que tienden a ser bajos y negativos, la sobrevaluación percibida de las acciones y los activos inmobiliarios así como la dificultad general de encontrar activos generadores de ingresos suficientes y apropiados.

El informe de la AISS pone de relieve estas tendencias y describe las medidas de gobernanza que  deben adoptarse para garantizar que las opciones de inversión en activos de infraestructura sean adecuadas para el régimen.

Establecimiento de objetivos y de la estructura de gobernanza apropiada

Como punto de partida para una discusión general sobre las inversiones de las instituciones de seguridad social, las Directrices de la AISS sobre la Inversión de los Fondos de la Seguridad Social, abarcan las diferentes etapas de la gobernanza desde las creencias, la misión y los objetivos de inversión, hasta la puesta en práctica y la gestión de una estrategia de inversión.

Si bien los principios también se aplican a la inversión en infraestructura, se ha incluido en dicha serie de Directrices de la AISS una directriz específica relativa a los problemas de gobernanza adicionales que deben considerarse para este tipo de activos.

Los riesgos vinculados con las inversiones en infraestructura a menudo son nuevos y difieren de los riesgos de las clases de activos existentes, por ejemplo, el riesgo de construcción y la gestión de inmuebles vacíos. La elección del activo también refleja el apetito por el riesgo y la capacidad para gestionar los riesgos inherentes a cada opción de inversión en activos de infraestructura.

Amplia diversidad de opciones de inversión y de maneras de invertir

Los activos de infraestructura incluyen activos de transporte, energía y comunicaciones (por ejemplo, puertos, ferrocarriles, energía renovable, redes de cable) y también lo que se suele calificar como "infraestructura social" (por ejemplo, escuelas, hospitales, viviendas sociales). Cada tipo de activo tiene sus propias características y su perfil de riesgo, y deberá ser administrado en función de ello.

El informe compara la inversión directa con el recurso a gerstores externos y explica los factores que justifican cada una de estas opciones. A continuación, considera las diferentes estrategias para constituir una cartera, incluido el enfoque core or core plus, la inversión conjunta, el modelo de club de inversores y las opciones de infraestructura antes mencionadas.

Evaluación comparativa e inversión extranjera

Una de las dificultades de la inversión en infraestructura es la evaluación del desempeño. Se analiza una serie de opciones de evaluación comparativa. Además, cuando las opciones nacionales son limitadas, el informe enumera las cuestiones que deben tenerse en cuenta para invertir en el extranjero.

La inversión en infraestructura es una tendencia mundial en aumento y puede ser conveniente para los fondos de reserva de la seguridad social. Además, cumple con las crecientes demandas de inversión socialmente responsable. El informe concluye con una visión de conjunto de esta tendencia y destaca los tipos de activos y la distribución geográficas de las inversiones recientes.