Publicación

Liderazgo con visión de futuro y transformación digital de la seguridad social en África

Publicación

Liderazgo con visión de futuro y transformación digital de la seguridad social en África

Mejorar la calidad de los servicios es una prioridad fundamental para las instituciones de seguridad social en África. La gestión estratégica y la transformación digital de las instituciones de seguridad social contribuyen a lograr este objetivo, ya que facilitan la mejora del servicio a los usuarios y aumentan la eficiencia de los procesos internos.

En África, como en otras regiones, aumentan las expectativas de mejora de los servicios de seguridad social, incluida su transparencia y buena gobernanza. Este dato importante forma parte de los resultados de un nuevo estudio titulado Evolving management practices: Africa (Evolución de las prácticas de gestión en África), publicado por la Asociación Internacional de la Seguridad Social (AISS). Para satisfacer estas expectativas, las instituciones de seguridad social están invirtiendo más en la mejora de las prácticas de gobernanza y en la digitalización, así como en el desarrollo del personal, las prácticas innovadoras, la investigación, la redefinición de los procesos y las alianzas.

Como destaca la AISS, la actual transformación positiva de la administración de las instituciones de seguridad social en África respalda los objetivos fundamentales de ofrecer cobertura de seguridad social y extenderla, abordar la inseguridad económica, mitigar los riesgos sociales y los relacionados con la salud y el mercado de trabajo, y aliviar la pobreza. La AISS ahonda en estas cuestiones en un informe titulado Priorities for social security – Africa 2021: Trends, challenges and solutions (Prioridades para la seguridad social en África), que se presentará próximamente en el Foro Virtual de la Seguridad Social para África, que se celebrará los días 5 a 7 de octubre de 2021.

Uno de los objetivos inmutables del servicio público es la excelencia en la prestación de servicios, por lo que también debe ser el objetivo institucional que impulse las acciones de todo administrador de la seguridad social. Esto proyecta la imagen de una institución bien dirigida y digna de la confianza del público. Desde comités altamente especializados a nivel del consejo de administración, hasta un personal de atención al público cualificado y competente, todos son ingredientes necesarios que ayudan a reforzar la buena gobernanza de una institución.

Para fortalecer la gobernanza, las instituciones de seguridad social africanas están mejorando las capacidades y competencias del personal, aplicando medidas de lucha contra el fraude y la corrupción, mejorando la transparencia y reforzando el control, afianzando la profesionalidad y garantizando el cumplimiento de los códigos de conducta.

Por supuesto, la excelencia en la prestación de servicios también influye en la satisfacción de los usuarios y aumenta la confianza de la población en la seguridad social.

Por este motivo, las ventanillas únicas mediante las cuales se prestan servicios públicos centrados en el usuario están ganando terreno en África. La transición hacia los servicios electrónicos, móviles y en línea sigue su curso, transformando las interfaces con el cliente. Además, las asociaciones en el sector público y entre el sector público y el privado están ayudando a eliminar las demoras en el pago de las prestaciones. Concretamente, las instituciones de seguridad social están llevando los servicios móviles a las zonas remotas para que las poblaciones rurales puedan acceder a los servicios a pesar de las dificultades físicas a las que se enfrentan.

El papel estratégico de las TIC en la administración de la seguridad social

Con el fin de responder a los desafíos, las instituciones de seguridad social africanas han realizado una labor importante para profesionalizar y mejorar su desempeño, y están usando cada vez más herramientas de tecnologías de la información y de la comunicación (TIC).

En África, las principales áreas de innovación tecnológica son la tecnología biométrica, las tecnologías móviles, los sistemas de apoyo a las decisiones basados en datos, la coordinación interinstitucional emergente, las tecnologías de análisis y los big data, y la inteligencia artificial emergente.

No se debe restar importancia a las TIC, puesto que su uso intensivo plantea desafíos a varios niveles.

Por un lado, existe la necesidad de cerrar la brecha digital y, por el otro, surgen nuevas áreas de riesgo, como la ciberseguridad y los sistemas de control de acceso, la identificación del usuario, la protección de los datos personales de cotizantes y beneficiarios, y la garantía de la continuidad de las operaciones.

De cara al futuro, el liderazgo con visión de futuro y los sistemas de información avanzados, las tecnologías de análisis y la inteligencia artificial están ayudando a mejorar la eficacia y eficiencia de los procesos de adopción de decisiones. Con la atención puesta estratégicamente en la mejora de la gestión y el buen desarrollo de los sistemas de seguridad social en África, estas observaciones transmiten un mensaje agradable e inspirador.